martes, 25 de agosto de 2009

"Titulitis aguda"

A Coté le gustaban los títulos, eso ya es ahora un secreto a voces; títulos que colgaban abundantemente en las paredes de sus Clínicas; títulos obtenidos en Perú, U.S.A., Reino Unido, Yugoslavia (vaya fallo no se había enterado de que ese país a fecha dé expedición de título ya no existía), Méjico, Puerto Rico.....¿España?, España NO. La Interpol investigó todas esas titulaciones universitarias y al final lo único que se pudo acreditar como válidos son los de graduado escolar, bachiller y un diploma de socorrista de la Cruz Roja Española.
Es que Coté era muy "aplicado" y entre los años 1987 y 2005 había realizado ocho doctorados, dos licenciaturas y siete postgrados muy "raritos". Tan aplicado era que en su primera estancia en Teixeiro (seis meses) se sacó otros tres títulos más, dos de ellos en Ginebra....
¿Y cuáles eran esas carreras y diplomaturas que avalaron el "ejercicio" de la medicina y tan brillante curriculum?. Veamos, es tan extenso, que recordaré las más sobresalientes: cirugía plástica y reconstructiva, medicina y cirugía convencional, medicina biológica, traumatología y ortopedia, osteopatía, estomatología, oncología clínica y neurología/neurocirugía (es que en U.S.A. como son más "espabilados" las estudian a un tiempo)..... Pero no se limitaba al ámbito de la medicina, pues también estudió Leyes, no las nuestras claro, pero leyes al fin y al cabo, concretamente decía ser Doctor in Law por la Universidad Europea de Madrid o máster en Health Law por Harvard (hay que recordar que intentó colegiarse y todo, él siempre tan legal). Como puede observarse Coté tenía además el don de la ubicuidad, muy importante a la hora de estudiar una carrera, pues algunos de estos cursos fueron a la misma hora y día en países diferentes.
¿Cómo creernos todo eso cuando ibámos a sus Clínicas?, pues yo misma obtuve la respuesta cuando le pregunté un día cómo era posible que una persona tan joven tuviese tantos títulos: " parece mentira que me lo digas tú que has pasado por la Universidad, ya sabes cómo va esto, tienes el título base en este caso el mío es de médico-osteópata, y luego te facilita mucho el realizar o complementar estudios, cursillos, cursos, incluso el doctorado......es que además el sistema educativo americano o el inglés no se parecen al nuestro ni de lejos, allí los cursos son intensivos tanto en su duración diaria como mensual, allí no saben lo que son las vacaciones de Navidad, ni de verano, por eso salen mejor preparados que los españoles; y luego está lo de las homologaciones que en España te lo ponen cuesta arriba pero fuera de aquí es muy fácil; por ejemplo cuando terminé la especialidad de neurología conseguir luego la de microneurocirugía fue sencillo, muchas horas, mucho viaje, pero sencillo" .
Y yo qué sabía de estudios en el extranjero, ¿usted, el que me lee, qué sabe?, pues lo más, que para ejercer aquí hace falta la correspondiente homologación de estudios (del Ministerio y doy fe de que allí estuvo alguno de sus "títulos", pero ya lo contaré en otra parte) que estaba aguardando con reguardo "provisional" que le permitía trabajar y "todo el resto del papeleo en regla: licencias, permisos....sino ¿cómo iba a estar yo trabajando?"; eso digo yo ¿cómo iba a estar trabajando?.
En fin, ahora sabemos que Coté tenía "titulitis aguda" y que sí ha pasado por una Universidad, la de la Falsedad, donde se ha licenciado con el nº1 de la promoción, obteniendo posteriormente un Máster en Intrusismo y un Doctorado cum Laude en Estafa y Blanqueo de Capitales, para finalmente obtener la Primera Cátedra creada en España de XXXXXXX, Sivergüenza y Criminal con plaza (esperemos que en propiedad) en la reconocida Universidad de Teixeiro donde ahora mismo imparte clases.

13 comentarios:

  1. ¿Y cuántos médicos de esos que llegan de fuera lo son de verdad? ¿y cuántos tienen homologados sus títulos?, si el otro día salía en prensa que Sanidad tenía que contratar médicos de fuera. Yo no entiendo nada luego te ponen problemas para entrar en la Facultad de Medicina o hacer el MIR, y se habló de que sanitarios españoles se habían ido a Portugal e incluso Inglaterra porque aquí no había trabajo. A mi que soy estudiante de Medicina y que entré por los pelos que me lo expliquen. Bueno y mucho ánimo que son ustedes muy valientes por hacer esto, la sociedad no sabe el bien que le hacen.

    ResponderEliminar
  2. ¿Como que tuvo un título en el Ministerio para homologar? ¿como se puede llegar a tanto si no es nada?
    Yo no entiendo como no hay control en esto, la gente pasa mil y una para darles estudios a los hijos, se parte el alma buscandoles después trabajo o de aval para que abran su propio trabajo y luego viene un caradura y hace una porrada de pasta a costa del sufrimeinto del personal y si no es por vosotros seguía hinchandose a hacer pelas en Castellón, y luego ves a tus hijos con los estudios pasando mil y una. Vaya pais.

    ResponderEliminar
  3. leyendo la explicación que te dió sobre sus estudios me acuerdo de que nunca dijo "no sé", siempre había un título, otro paciente tratado igual, siempre había respuesta para todo, a mi me pilló por la microcirugía y aún hoy no sé que me hizo, a ver si el famoso equipo que nos prometieron puede decírmelo

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Corregido, Bety dijo:
      Fue precisamente tanto título lo que me hizo sospechar que todo era un montaje. Lo primero que pensé fue: "Dime de que presumes y te diré de lo que careces". Ojalá me hubiera guiado de lo que me decía mi intuición. Sin embargo me dejé llevar porque pensé que todas las personas que acudían a aquella consulta no podían estar equivocadas y que tal vez yo era demasiado desconfiada.
      Cuando decidí no volver porque no notaba ni la
      más mínima mejoría aún tuve que agüantar una buena bronca de mi marido por dejar a medias el
      tratamiento. Otros matrimonios estuvieron a punto de separarse por todo lo contrario, pues
      sus parejas veían claramente que todo era un timo, pero los enfermos necesitaban creer en
      aquel elemento que ellos consideraban su tabla de salvación. Hoy ya no creen en nadie, ni siquiera en los médicos de verdad. El daño que
      nos hizo a todos fue inmenso, imperdonable e irreparable pero, el muy xxxxxxxx, lejos de arrepentirse y pedir perdón aún se atrevió a montar otra clínica. Encima del daño está la burla. Se rió de todo y de todos. Ahora nos toca
      a nosotros reirnos de él. JA,JA,JA,JA. Tanto título para acabar en Teixeiro. ¡Pobre hombre!.
      Era tan rico que sólo tenía dinero.

      Eliminar
  5. Yo ya no quiero ni su perdón ni nada,lo único que quiero es que sufra de verdad,que se quede amargado para toda su vida y que se quede rodeado de mierda, la misma mierda que el nos metió a nosotros.
    Es verdad dos cosas que nombra una compañera: la primera es que encima de estar estafados hasta mas no poder, lo defendiamos a muerte, incluso a llegar a tener miles de discusiones con la gente que en realidad nos quiere.hoy por hoy, tengo que decir:"teniais razón", pero no lo digo con la cabeza agachada, ya que yo he sido una victima, y la palabra ya lo dice todo, por lo tanto no me tengo que arrepentir.
    lo segundo es sobre lo de ya no confiar en los medicos de verdad como dice mi compañera, y la verdad que, despues de tantisimos años que me tire con el,que para mi no era mi medico, sino un amigo, ahora no me fio ni de dios, y lo reconozco, ni de los de verdad, ni de los de mentira ni del rey.
    Reconozco que algunos no tendran culpa, pero desde que pillaron a este "caco", porque no tiene otro nombre, tuve que recorrer no se cuantos medicos, y la mayoria tienen una prepotencia que me recuerdan a el, y me dan asco.... y no me creo ya nada de lo que me dicen.
    y creo que ser medico no implica ser mejor persona, ni ser mas que nadie, porque muchos se creen dioses y se rien de nuestras preocupaciones, y NO señores, sois personas como nosotros, que yo soy maestra y no me creo mejor que nadie, pero bueno que asi funciona el mundo.
    Supongo que será cuestión de tiempo,empezar a confiar, pero creo que a algunos nos va a costar y mucho, pq antes de caer en alguno como el, os juro que antes voy a un veterinario que me fio mas.es triste pero es asi.

    ResponderEliminar
  6. Coincido totalmente con Soniaxove.Mi experiencia
    con los médicos ha sido nefasta. Supongo que en
    alguna parte habrá médicos buenos e incluso muy
    humanos pero yo, hasta la fecha, todo lo que he
    encontrado son cardos borriqueros que se creen
    dioses. Y como remate tuve que tropezarme con
    el famoso Coté para mandarlos a todos a freir
    espárragos. Razón tenía aquél que dijo: "Por favor, que no venga el médico que yo quiero morirme de muerte natural"

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eliminado por que su contenido íntegro contraviene el mandato judicial.

      Eliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eliminado porque su contenido contraviene el mandato judicial.

      Eliminar
  9. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  10. De igual modo se elimina como los anteriores por contravenir el mandato judicial al hacer referencia a un ámbito de la intimidad del imputado.

    ResponderEliminar